Prevenir es Vivir. Stop al cáncer

b2ap3 large articuloFEB

Aqui os dejo el artículo que Clínica de Nutrición y Dietética Esther Gil escribió para Ideal Salud el pasado mes de Febrero. Espero que os guste y no olvideis que Prevenir es Vivir!!!

Prevención del cáncer a través de un cambio de alimentación y estilo de vida. PREVENIR ES VIVIR. STOP CÁNCER

El cáncer afecta a personas de cualquier edad y es una de las principales causas de muerte en países desarrollados. En 2014, fueron diagnosticados 241.284 cánceres. El que ocupa los primeros puestos es el tumor de colón, al cual le siguen próstata, pulmón y mama. En España, es la segunda causa de muerte, después de las enfermedades circulatorias.

Muchas de las muertes por cáncer podrían evitarse realizando cambios de estilo de vida. Un 30 % de los cánceres pueden prevenirse. Se sabe que el cáncer es una enfermedad donde la genética esta presente, un factor no modificable. Sin embargo, sobre lo que si podemos actuar es sobre los factores de riesgo que si son modificables como son la alimentación, el peso corporal, la actividad física, el tabaco, etc.

En la lucha contra el cáncer, la prevención, es sin duda, el arma más eficaz.

Por ello, el día 4 de Febrero de cada año ha sido designado como el Día Mundial contra el Cáncer, en una decisión conjunta de la Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional contra el Cáncer. Hay  que reflexionar y actuar, pensar que la prevención y detección temprana son las claves mas poderosas para frenar el aumento de los casos de cáncer y el número de muertes evitables.

El lema de este año es “Nosotros podemos. YO puedo”, que marcara la campaña del día Mundial contra el cáncer hasta 2018.

La obesidad, el sedentarismo, una mala alimentación , el tabaco y el alcohol son factores de riesgo de cáncer modificables.

Obesidad

La obesidad esta asociada con el mayor riesgo de sufrir diferentes tipo de cáncer como mama, colón, endometrio, esófago, etc. El porcentaje de casos de tumores atribuidos a obesidad es alto, en algunos tipos de cáncer llega a ser en torno a un 40 %. Algunos estudios concluyen que si se reduce el IMC en un 1% , es decir adelgazar 1 kg, esto ayudaría a prevenir el número de casos de cáncer y evitaría alrededor de 100.000 nuevos casos. Estamos hablando de una cifra bastante alta.

Según, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), el 4 % de los hombres y el 7% de las mujeres que padecen cáncer es debido a su exceso de peso corporal. La obesidad ha jugado un papel muy importante en el 15-20 % de las muertes por cáncer.

La obesidad es una acumulación excesiva de grasa , que causa no solamente un problema estético, sino también problemas de salud, sobre todo cuando se acumula a nivel abdominal. Esta grasa, incrementa el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular, hipertensión, diabetes tipo 2 o diferentes tipos de cáncer. Por ello, resulta fundamental, estar dentro de un peso corporal adecuado para la edad y sexo de cada persona. Si tienes sobrepeso u obesidad, deberías plantearte perder peso de formar adecuada, no a cualquier precio, ya que el uso de dietas restrictivas conduce al fracaso, al originar el abandono o un efecto rebote, consiguiendo al final más grasa que la inicial de la que partíamos.

La pérdida de peso debe ser de forma saludable y definitiva, planteándose un cambio de estilo de vida, a través de la adquisición de hábitos alimentarios saludables donde se come de todo pero controlando las cantidades y aprendiendo a combinar esta reeducación alimentaria con una vida social.

La obesidad, al igual que el tabaco podría prevenirse y tratarse para evitar nuevos casos de cáncer. Prevenir y tratar la obesidad, es prevenir el cáncer. Padecer obesidad es prácticamente igual que si nos encendemos un cigarro.

Una adecuada alimentación

Una adecuada alimentación previene el 30 % de los cánceres. Cada día, la sociedad, esta más alejada de la dieta mediterránea, aún sabiendo los beneficios que conlleva para la salud. Se sabe que determinados alimentos ayudan a prevenir el cáncer, así como otros podrían contribuir a aumentar el riesgo de padecer cáncer.

Las vitaminas, minerales  y antioxidantes presentes en frutas y verduras ayudan a prevenir el cáncer,  al reparar daños a nivel celular. Por ello, la importancia de incluir entre frutas y verduras 5 raciones diarias. El brócoli, puede resultar muy beneficioso.

Aumentar el consumo de fibra, calcio y vitamina D que ayudan a prevenir el riesgo de padecer cáncer colón-rectal. La fibra esta presente en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales. El calcio y la vitamina D, lo podemos encontrar en los lácteos. Es aconsejable, consumirlos desnatados para prevenir el exceso de peso.

El consumo excesivo de carne roja se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer colon rectal, el tumor que esta en los primeros puestos en España. Esto no significa que no se pueda consumir carne roja, sino que hay que moderar su consumo y tomarla en pequeñas cantidades.

El consumo de alcohol aumenta riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer como laringe, mama, colón o páncreas. Así como combinado con el tabaco, es una bomba de relojería. Se debe limitar el consumo a una cerveza o vino en mujeres al día y dos bebidas en hombres.

Reducir y limitar el consumo excesivo de alimentos grasos y azúcares relacionados con un aumento del consumo calórico que esta íntimamente relacionada con la obesidad.

Y por supuesto, no nos podemos olvidar de la práctica regular de ejercicio físico, siendo recomendable realizar al menos 30 minutos diarios.

PREVENIR ES VIVIR. “Nosotros podemos. YO puedo”

Aparte, de todo lo expresado en estas líneas, me gustaría, para quién no lo conoce que lea el código Europeo de Lucha contra el Cáncer, que enumera en puntos, los principales factores de riesgo, técnicas de diagnóstico precoz y signos o síntomas que podrían ser una alarma porque con frecuencia acompañan a la enfermedad.

A continuación, enumero todos los puntos del código europeo contra el cáncer:

Factores de riesgo

1 No fumes: si fumas, déjalo lo antes posible. Si no puedes dejar de fumar, nunca fumes en presencia de no fumadores.

2Evita la obesidad

3 Realiza alguna actividad físicade intensidad moderada todos los días. 

4 Aumenta el  consumo de frutas, verduras y hortalizas variadas: come al menos 5 raciones al día. Limita el consumo de alimentos que contienen grasas de origen animal.

5 Si bebes alcohol, ya sea vino, cerveza o bebidas de alta graduación, modera el consumo a un máximo de dos consumiciones o unidades diarias, si eres hombre, o a una, si eres mujer.

6 Evita la exposición excesiva al Sol. Es especialmente importante proteger a niños y adolescentes. Las personas que tienen tendencia a sufrir quemaduras deben protegerse del sol durante toda la vida.

7Aplica estrictamente la legislación destinada a prevenir cualquier exposición a sustancias que pueden producir cáncer. Cumple todos los consejos de salud y de seguridad sobre el uso de estas sustancias. Aplica las normas de protección radiológica.

Técnicas de diagnóstico precoz

1    Las mujeres a partir de los 25 años deberían someterse a pruebas de detección precoz del cáncer de cuello de útero.

2    Las mujeres a partir de los 50 años deberían someterse a una mamografía para la detección precoz de cáncer de mama.

3    Los hombres y las mujeres a partir de los 50 años deberían someterse a pruebas de detección precoz de cáncer de colon.

4    Participa en programas de vacunación contra el virus de la hepatitis B.

Signos y síntomas de alarma

1 Un bulto o nódulo.

2 Un dolor persistente en el tiempo.

3 Una herida o úlcera que no cicatriza (incluyendo las úlceras de la boca).

4Una mancha o lunar que cambia de forma, tamaño y/o color.

5 Una lesión en la piel que ha aparecido recientemente y sigue creciendo.

6 Sangrado o hemorragias anormales.

7 Tos y/o ronquera persistente.

8 Cambios en los hábitos urinarios o intestinales.

9 Pérdida de peso no justificada